Una mezcla personal: Marcela Abal

Un día de mucho calor de diciembre llego a lo de Marce, una casa esquina en el corazón de pocitos. Nada más caótico que estas fechas pre fin de clases y Navidad para juntarnos, sin embargo fue un rato de tranquilidad, anécdotas, recuerdos y muebles.

Nos conocemos desde facultad, estábamos en la misma clase en Diseño textil y moda en el Centro de Diseño Industrial. Ella además de diseñadora, profesora y fotógrafa es madre de Gerónimo y próximamente de Celina, que está a días de llegar.

Sentadas en el sillón naranja, me cuenta como armó su casa con una combinación de calidez y carácter.

Fotos: Marcela abal y adentro.

A: Cuando se mudaron acá?

M: Chachi se mudó en el 2012 y yo me mude en el 2013.

La compró Chachi, tuvo pila de suerte. Era una sucesión, estaban todos peleados y con deudas. Estaba en sucesión hace 20 años. Cada vez que aparecía un comprador pensaban que era un hermano entonces no la vendían. La madre de Chachi conocía a casi todos los hermanos, entonces accedieron a vendérsela a él.

A: Y la arregló él solo?

M: La parte arquitectónica si, la reforma la arregló él con su mejor amigo que es arquitecto. De hecho él vivía acá cuando yo me mudé. Al principio vivíamos los tres acá (se ríe…) Ellos agrandaron las aberturas y le fueron ampliando los espacios.

Pero la parte de decoración sí, la verdad, cuando me mude esta parte de la casa eran cajas! Había un sillón y en la cocina había un mueble con la tele, casa de hombre básicamente…

“La casa empezó siendo un poco requeche, pero pensado.”

Por un lado mis padres vendieron una casa que tenían en Punta del Este sin muebles, entonces muchas cosas nos dijeron “ustedes que quieren…?” Y yo elegí estas máscaras, y le agregue unas más que fui comprando y trayendo de viajes. Elegí también esos almohadones y ese silloncito de cuero que les regalaron a ellos cuando se casaron. Algunos cuadros, como ese de collage ahí y algunos que están arriba. Que también, no tenían más paredes donde ponerlos.

Después fue armándose, ese baúl ya lo tenía, una Navidad cuando tenía 16 le dije a mi madre, “quiero que me regales un baúl” y está buenísimo.

Por ejemplo este sillón naranja lo compré en un remate y lo mande tapizar. Esta parte de la casa que es la más oscura, necesitábamos un poco luz, entonces pusimos ese espejo, para que reflejara la ventana y lo iluminara un poco más.

“Me gusta ir buscando las cosas de a poco.”

 

Siempre pensé que esa pared tenía que tener una biblioteca, en su momento no teníamos la plata, pero después de que nos casamos teníamos la plata por los regalos, entonces lo primero que hice fue mandar a hacer la biblioteca de acuerdo al espacio y lo que tenía. El espejo y el equipo de música, lo diagramé todo según las alturas. Pensé en la Torre Eiffel de hierro que la trajo mi bisabuelo en barco desde Francia cuando se inauguró la Torre, entonces necesitábamos esa altura. Tiene pocos libros para el espacio que tiene pero es funcional.

También la diseñé para poder poner el rollo de fotografía de fondo ahí arriba. Entonces cuando tengo fotos lo bajo y lo uso de estudio. Por esa razón la biblioteca no llega hasta el techo. Sino lo tendría parado en un costado…Tiene sentido, no?

 

 

“La casa se fue haciendo de a poco, me gustaba eso, no comprar cosas porque las necesitaba sino esperar un tiempo, ahorrar, tener la plata y poner eso que realmente quería.”

Este sillón blanco ya lo teníamos, los almohadones los hice yo con la tela que me sobró de la mecedora y esos son con una tela que encontré, es como un requeche. Esa puerta no se usa, porque es de vidrio y no es muy funcional en sí. También por los niños.

Ahí va un silloncito, ya tengo la tela pero no tengo el sillón (se ríe). Me compré la tela porque me copó, la amo tanto que no me decido por qué sillón. (Ahora está el sillón!)

A: Y esa lámpara es de remate?

M: No, es de una casa de antigüedades, un requeche hecho. Yo quería poner ahí una con caireles, pero no podía ser muy araña porque bajaba mucho del techo y no me gustaba.

Ese cuadrito lo compré este año (2019) en una feria que se hizo en el CCE de ilustradores y artistas gráficos de Latinoamérica más que nada, nos gustó porque tiene mucho color. Y Lula, una amiga me preguntó “qué te regalo de cumpleaños” y le dije “regalame enmarcar este cuadrito,” se ríe. Levanta un poco ese espacio.

Me encantan los cuadros con color y no tengo demasiados, me encantan! Me parece que levantan pila las paredes. Todo se fue dando, por ejemplo, ese cuadro de Iturria es un regalo de mi padre. Iturria usa esa paleta y me encanta lo que hace…. Ese collage era de mis padres, pero en ese caso le cambié el marco, era un típico marco biselado plateado con un paspartú blanco, muy antiguo y lo modernicé un poco.

A: Como va Alba Knitwear?

M: Ahora bien. Todas las temporadas es empezar de vuelta. Ya hice el lookbook y gustó, estoy trabajando con unas agents, estoy armando la linesheet antes de tener a Celina y resolviendo como voy a salir a vender esta temporada. Normalmente voy a ferias, pero no voy a ir, estoy buscando alternativas.

Tengo que ordenarme sino me vuelvo loca. Y viendo cómo va a ser el próximo año con el tema de 2 hijos, la casa… divertido, todo una aventura, no?  (claramente esto fue Pre COVID-19, algo impensable!)

A: Tenes huerta?

M: Sí tengo una huertita, cilantro, tomillo, romero, ají catalán, albahaca, me encanta! A mí me gusta cocinar, no soy experta cocinera pero me gusta. Me gusta tener la hierba fresca. Tengo mucha de semilla, la germino y las planto.

Cuando me mudé no era muy jardín. De a poco le vamos poniendo más plantas a la casa, a mí me encantan. Le dan una calidez a las casas muy importante.

La casa por ejemplo, es lo que te digo, yo busco tener la plata para las cosas que proyecto, en el escritorio voy a mandar a hacer un placard bien grande, que tenga mucho espacio para almacenar cosas arriba, porque necesito guardar lana, ropa etc…

A: Y ese baúl era tuyo?

M: Mirá, mi tía se mudó el año pasado (se rie) y me dijo, “necesitas algo?” Y le dije “sabes que ese baúl me viene bárbaro para guardar los juguetes de Gerónimo”. Ahora estoy por comprar otro, porque inevitablemente voy a tener más juguetes, para ponerlo arriba y rotarlos.

Ese es un amplificador de guitarra de Chachi, tengo uno acá y el otro lo logré subir. Ya no ensaya con su banda, pero toca la guitarra con Gero. Ya se puede subir, porque tengo otro amplificador más chiquito ahí… Se ríe.

El placard de Gerónimo que tiene ahora, había sido de mi hermano cuando nació, lo restauré, lo pinté, le puse manijitas más lindas, nada muy complicado pero lo hice más moderno.

No me molesta proyectar y demorar, prefiero eso, que salir a comprar algo porque lo necesito.  Tampoco tengo tanto apuro de mudarme de cuarto, uno va adaptando la casa de acuerdo a lo que va necesitando.

El único drama de esta casa, es que como es una casa vieja no tengo donde guardar cosas. Es una casa sin placares, lo único que tiene es un compartimiento abajo de la escalera que lo que entra es la aspiradora, la escoba… Esta casa debe ser del 30/40, es el tipo de arquitectura. Los placares los tenemos que hacer nosotros y ya no me entra nada. Los vestidos de fiesta y las cosas que uno no usa normalmente están en lo de mis padres, y cuando las necesito las traigo y se lo vuelvo a llevar.

Es todo un tema. Todo tengo que ir armándolo, diseñándolo y tirando… Trato de no tirar, porque sabes cómo termina todo y hay que cuidar lo medioambiental, pero bueno, es inevitable. No puedo acumular. Por un lado el minimalismo y por otro lado no guardar en exceso.

A: Y las casas van mutando…

M: Es la gracia también, si quedan estáticas para mi es hasta aburrido. Si la decoras toda de una, a mí me gusta ir descubriendo cosas, “encontré esta lámpara, me gusto, donde la pongo…” o buscar algo…

También me parece que la gracia de las casas es que tengan una mezcla de estilos. No me gustan las casas o muy modernas, o muy… Me parece que la gracia es hacerla cálida. Me gusta poner cosas que uno va encontrando.

Este me lo trajo mi hermano y a Gero no le gusta, es una Catrina, entonces le hice un dibujito de Mister Fox.

A: Desde que te conozco tenés esto lleno…. jajaja

M: Y si…

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *